¿Cómo es que la normas mexicanas ha estado con nosotros durante mucho tiempo?

¿Cómo es que las normas mexicanas han estado con nosotros durante mucho tiempo?

Normas Oficiales Mexicanas
Muchas de las personas sintieron que había una oportunidad para servir mejor las necesidades de la población promoviendo principalmente la discusión así como la colaboración y por ende la generación de estándares.
Creemos que es importante tener el conocimiento de las Normas Oficiales Mexicanas así como su importancia, pero antes que nada queremos darte un poco de contexto.

Revolución Industrial

Cuando la Revolución Industrial nació en el siglo XIX, se incrementó la demanda de transporte de bienes de un lugar a otro y esto permitió diferentes modos de transporte.
La invención del ferrocarril fue rápida, económica y efectiva lo que permitió que se enviaran productos a diversos lugares.
Ahora bien, esto fue posible gracias a la estandarización del medidor para ferrocarril que estableció la distancia uniforme entre cada una de las vías.

Siglo XX

A medida que las ciudades experimentaron un gran crecimiento, también se incrementó la prosperidad y cada vez más y más gente de otros lugares llegaron a los centros urbanos.
Se volvieron más sofisticadas las ciudades y sus infraestructuras más complejas por lo que se necesitó un conjunto de estándares o normas nacionales para asegurar la seguridad de los habitantes de cada ciudad.

Inicios de la normalización nacional

Normas Oficiales Mexicanas
En nuestro México, los sistemas de pesas y medidas eran ampliamente usados por necesidades de comercio local o de regiones cercanas.
Pero, una vez que llegó el dominio español se trajo una cantidad de usos y costumbres de aquella región, y con ella los sistemas vigentes de metrología y normalización.
La industria y el comercio van creciendo en todo el país al pasar de los años y a su vez la pérdida de comunicación directa entre el fabricante y el usuario obliga a buscar acuerdos benéficos documentados frecuentemente en normas.
México adopta formalmente el sistema decimal en 1857 en plena Reforma, establece oficinas verificadoras de pesas y medidas en 1883 y en 1892 recibe su primer patrón.

Normalización nacional en el siglo XX

Normas Oficiales Mexicanas
Es así como posteriormente en la década de 1940 existieron una serie de normas, leyes y reglamentos que obligaron a los fabricantes, productores y prestadores de servicios a cumplir un mínimo de características en sus productos y a usar un determinado sistema de unidades de medida (Sistema Internacional de Unidades).
La normalización mexicana crece tratando de mantenerse a la par del desarrollo de la industria, la cual se convierte mayoritariamente en importadora de tecnología y por ende usuaria de normas extranjeras.
Por ejemplo, la industria petrolera comienza a usar normas del American Petroleum Institute (API)
A inicios de la década de los 1980, el sistema de mediciones y pruebas mexicano se reactiva con el establecimiento del Sistema Nacional de Laboratorios de Pruebas (SINALP) y el Sistema Nacional de Calibración (SNC).
Durante las décadas de 1980 y 1990 la Dirección General de Normas emitió normas con base en recomendaciones técnicas tanto nacionales como internacionales, las cuales abarcaron solamente los productos y servicios para la venta al público en general.
En el año de 1994 al entrar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, se inician las operaciones del CENAM (Centro Nacional de Metrología).
La entidad mexicana de acreditación (ema) es autorizada en 1999 como organismo acreditador de organismos certificadores, unidades de verificación y laboratorios de calibración y de pruebas. De esta manera se pretende aplicar las normas y verificar su cumplimiento en diversas áreas.
La normalización mexicana produce normas obligatorias bajo la responsabilidad de las autoridades respectivas y las normas mexicanas a cargo del sector privado de acuerdo a la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

Lecciones en el presente

Las normas o normalización traen consigo innovación y permiten distribuir el conocimiento porque son documentos que representan el consenso entre varias partes en una industria en específico y que definen características y reglas en una industria en específico.
Los puntos de referencia que se definen están basados en el conocimiento colectivo, el cual puede ser actualizado. De tal manera, que los estándares permiten el desarrollo de la industria.
También permiten la innovación porque proveen de métodos estructurados que permiten ahorrar tiempo, y porque es más fácil diseminar ideas y conocimiento acerca de las técnicas líderes.
Adicionalmente la estandarización es indispensable para el desarrollo de herramientas para las organizaciones, porque permite construir clientes confiables en productos, servicios y sistemas.
También es un instrumento indispensable para fortalecer la economía nacional y el comercio internacional que se caracteriza por la innovación tecnológica y la aceleración de la competencia.

Conclusión

Podemos decir que las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) son de carácter obligatorio y son elaboradas por las dependencias del Gobierno Federal.
Para facilitar el entendimiento de la materia compleja de las normas y estándares, metrología, pruebas y calidad existen diferentes organismos autorizados por el Gobierno Federal para poder evaluar y aplicar cada una de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).
Desde Laboratorios de Pruebas, Organismos de Certificación, Unidades de Verificación, cada uno de ellos tienen una función importante y específica en el proceso.
Si tú eres un importador, exportador, fabricante nacional, distribuidor de productos, entre otros, es importante que conozcas el tema de las NOM y normatividad en general.
¿Tienes alguna duda respecto a las Normas Oficiales Mexicanas?
En ASVER te queremos ayudar. Puedes conocer más acerca de nosotros aquí.